Author: Manuela Mena Octavio

Language teacher, teacher trainer & materials developer EN-SP Translator and Interpreter CELTA qualified teacher Master's Degree in Neuropsychology and Education

Stop, Slow, Go!

img_20170215_163803

Stop, Slow, Go se trata de un compendio de actividades dirigidas a trabajar el léxico propio de las señales de tráfico, los medios de transporte, las direcciones e indicaciones y en un sentido más amplio, la educación vial en el aula de segundas lenguas con niños.

1. Activamos conocimientos previos

img_0118

La primera actividad que se propone en este compendio de actividades se trata de una dinámica pensada para activar el conocimiento de nuestros alumnos sobre el tema. Para ello, se les mostrará una serie de señales en blanco a las que los alumnos deberén asignarle -verbalmente- el color o colores correspondientes dependiendo de su finalidad.

Una vez hecho esto, los alumnos imaginarán que van dentro de un vehículo y se moverán por el aula en función de la señal que se les muestre. Por ejemplo, si el profesor levanta la tarjeta de stop, los “vehículos” deberán detenerse en el lugar en el que se encuentren o si es la señal de ceda el paso, deberán frenarse y comprobar si viene algún otro vehículo por alguna de las posibles direcciones. De esta manera, al mismo tiempo que activamos vocabulario y conocimientos previos en los alumnos, incorporamos el movimiento en nuestra sesión.

2. Completamos las señales de tráfico

Después de la dinámica de movimiento, la siguiente actividad está pensada para que nuestros alumnos pongan en orden las ideas y el nuevo input adquirido completando las señales con los colores correspondientes.

Una vez coloreadas las señales, los alumnos las deberán recortar para poder llevar a cabo la siguiente actividad.

3. Diseñamos nuestra pista/carretera/circuito

Con las señales coloreadas y recortadas, un rotulador permanente, tijeras, pegamento y papel continuo, los alumnos se diseñarán una pista, una carretera o un circuito de fórmula 1. Es fundamental hacer aquí hincapié en la importancia de dejar a los alumnos libertad para llevar a cabo el diseño de sus circuitos y carreteras como ellos prefieran, distribuyendo las señales y los elementos decorativos de la forma que ellos mejor consideren.

4. Preparados, listos… ¡Arranquen motores!

Una vez terminados los diseños se podrán distribuir por el suelo o las mesas del aula para que los alumnos los transiten con pequeños vehículos de juguete. Para llevar a cabo esta actividad, el profesor podrá estipular un orden de salida para que los alumnos tengan su tiempo y espacio para moverse libre y tranquilamente por los circuitos, respetando siempre las señales de tráfico.

 

Aprendiendo a querernos

¡Feliz San Valentín, feliz día del amor y, sobre todo, feliz día del “Aprende a quererte a tí también”!

img_20170213_170205

img_20170213_170248

Dejando a un lado los tópicos y típicos tipos de amor como el amor romántico, el platónico, el desinteresado, el que todo lo puede, el que rompe barreras, el que mueve el mundo, bla bla bla… Es hora de que en las aulas también se reinvidique otro tipo de amor, un amor verdaderamente importante y poco cultivado a veces: el amor a uno mismo. Eso sí, estamos hablando de un amor sano, equilibrado, realista y reflexivo, sin llegar nunca a incurrir en egoísmos o egocentrismos, por supuesto.

La propuesta que se presenta en esta entrada pretende enseñar a los más pequeños la necesidad de aprender a quererse y a valorarse como son y a ser conscientes de sus virtudes y fortalezas, tanto espirituales como físicas.

Con los más pequeños se puede hacer un mural con forma de corazón en el que se muestren fotos con las partes de su cuerpo de las que están más orgullosos.

Con los grupos con un nivel más avanzado se puede realizar la misma actividad utilizando tarjetas en las que escriban los rasgos de su personalidad que más les gusta.

img_20170214_135142

heart_2.jpg

 

Actualizando estado: In love

Actualizando estado: In love. Tres ideas en una para celebrar San Valentín en el aula.

1. Tienes un wasap… De tu San Valentín secreto.

Los alumnos recortan los emojis y los pegan en la plantilla del móvil para formar un mensaje secreto dirigido a algún compañero o compañera de clase. Los alumnos reciben el wasap e intentan descrifrar el mensaje contenido en la combinación de emojis. ¿Qué mensaje te habrá querido enviar tu San Valentín misterioso?

Para asegurarnos de que todos los alumnos reciben un mensaje, el profesor escribe todos los nombres de los alumnos y entrega un papel al azar a cada alumno.

2. Historias wasaperas por San Valentín.

Los alumnos pegan los emojis a su gusto por la plantilla del móvil y las intercambian entre ellos. Un alumno comenzará narrando una historia a partir de su combinación de emojis y tendrá que “llamar” a otro compañero para que siga la historia utilizando los emojis de la plantilla que recibió.

Para hacer la actividad más interesante y dependiendo del nivel, se les puede mostrar una lista de palabras tabú que no podrán utilizar en sus historias.

3. Actualizando estado: In love.

Cada alumno piensa en tres emojis diferentes de la plantilla para escribir su estado de wasap. A partir de esos tres emojis, el alumno tendrá que escribir su estado sin decir en cuales se ha inspirado.

Por parejas o en grupos, el resto de compañeros tendrá que averiguar qué combinación de emojis hay detrás de ese estado actualizado. Para hacerlo más interesante, cada alumno tendrá solamente dos oportunidades para adivinar la combinación.

Descarga la plantilla haciendo clic en la imagen para copiar y guardar.

wasapeando por san valentín.png

Apaga la TV. Enciende tu creatividad.

En esta entrada voy a proponerte que lleves un experimento al aula. Se trata de un mini proyecto que pretende activar la creatividad y curiosidad de tus alumnos invitándoles a apagar sus televisores durante siete días para disfrutar de otros contextos, actividades y estímulos. ¿Cuál crees que será el resultado?

img_20170206_175505

Materiales que necesitarás:

Para comenzar el experimento, puedes llevar a clase un viejo televisor o un cartel con la apariencia de televisor, un paquete de notas adhesivas y rotuladores de colores. Para conseguir que el experimento salga bien y todos los alumnos se involucren, puedes preparar unos “contratos vinculantes” para que los alumnos se compromentan realmente a formar parte del experimento y a llevarlo a cabo durante el timpo estipulado (7 días).

Procedimiento:

En las notas adhesivas, cada alumno escribe cuatro actividades alternativas que pueden hacer en lugar de pasar las horas muertas frente a la pantalla. Una vez pegadas las notitas, los alumnos cogen cuatro al azar con los ojos cerrados.

Durante siete días, los alumnos se comprometen a realizar las actividades de las notas en lugar de ver la TV y a anotar en una especide de diario todas las sensaciones, emociones y pensamientos que vayan surgiendo durante la experiencia.

Transcurrida la semana, los alumnos entregarán sus crónicas de cómo fue la experiencia al profesor o, si se prefiere, las narrarán al resto de la clase para cambiar impresiones.

En función del nivel, el profesor ofrecerá más o menos input, entregará plantillas a modo de guia y proporcionará la ayuda necesaria para llevar a cabo el proyecto.

Aprendiendo el valor de las cosas: Propuestas para el aula de idiomas de Primaria.

En en esta entrada se proponen algunas actividades para abordar el tema de la alimentación a partir de contenidos transversales y un enfoque experimental gracias al cual, los más pequeños aprenderán, además de los contenidos lingüísticos propios de la temática, importantes lecciones vitales como reflexionar sobre su economía doméstica o la importancia de analizar de manera crítica lo que consumimos para desarrollar buenos hábitos, tanto alimenticios como de consumo.

Activamos vocabulario

Una vez introducidos y presentados los nombres de diferentes alimentos, el profesor distribuye los envoltorios o cajas de diferentes productos de comida por el aula y pide a los alumnos que los identifiquen, los muestren al resto de la clase y digan los nombres en voz alta.

Como puede apreciarse en las fotos, el material empleado para llevar a cabo la actividad fue un cesto de productos de compra de juguete y un brazo que funciona a modo de pinza. Como alternativa a este material, también se pueden utilizar cajas y envoltorios de alimentos reales y una red cazamariposas para que los alumnos “pesquen” el producto correcto. Dependiendo del nivel de competencia del grupo, los alumnos pueden ser los que pidan a sus compañeros que les pasen o muestren un artículo determinado para, de esta forma, involucrar a todo el grupo.

Reflexionamos sobre el valor de las cosas

En esta actividad los alumnos practican los verbos de preferencia y se familiarizan con el precio de aquellos productos que más/menos les gustan o consumen.

Para llevar a cabo la actividad solo se necesita una cartulina, rotuladores, tijeras, pegamento y folletos de compra. Los alumnos dividen la cartulina en cuatro partes y anotan o dibujan los verbos encantar, gustar, no gustar y odiar. Una vez hecho esto, buscan, recortan y pegan los alimentos en la sección correspondiente junto con los precios que vienen marcados. En lugar de practicar los verbos de preferencia, se pueden trabajar otros contenidos como, por ejemplo, los comparativos de desigualdad. Para ello, los alumnos escribirán en las diferentes secciones oraciones tipo: los productos que más / menos consumimos en casa; los productos más baratos / caros; los productos más / menos necesarios para llevar una vida saludable… Como paso final, cada alumno presenta su póster al resto de la clase.

img_20161115_163129

Aprendemos a administrarnos

La actividad que se propone a continuación puede llevarse a cabo en el aula con unos folletos de compra y dinero de juguete o, si las características del grupo lo permiten, realizarla en algún supermercado.

El profesor prepara una lista de compra detallando las unidades que han de comprarse de cada artículo. Si la actividad se realiza en el aula, los alumnos buscan en los catálogos de compra los artículos detallados en la lista y anotan el precio por unidad. Utilizando dinero de juguete, los alumnos calculan el total según las cantidades detalladas, preparan la cantidad exacta y se la entregan al profesor, quien deberá comprar que las operaciones se han realizado debidamente y que la cantidad de dinero entregada es la correcta.

En caso de poder contar con la opción de desplazarse a un supermercado, los alumnos buscan los productos, calculan el total según las unidades detalladas en la lista de la compra y pagan en caja con el dinero entregado previamente por el profesor.

Otra alternativa que funciona muy bien es pedir a los alumnos que seleccionen de un catálogo de compra aquellos productos que podrían adquirir por valor de no más de 20 euros. Para hacerlo más interesante, se puede plantear como un reto y conceder a los alumnos 5 minutos para que completen su cesta de la compra con los productos del catálogo y sin pasarse de los 20 euros.

IMG_20161204_172629.jpg

Al final de la entrada encontraréis los descargables para esta actividad.

Aprendemos sobre los grupos alimenticios

Para trabajar los grupos alimenticios con los más peques, se les puede entregar un descargable coloreable para que, siguiendo un código de colores, coloreen los alimenos propuestos según el grupo al que pertenezcan.

Como alternativa, también se pueden hacer pizzas gráficas cuyas porciones muestren de forma visual la importancia de cada grupo alimenticio.

Analizamos los alimentos que más nos gustan

Como última propuesta, los alumnos aprenden a interpretar las etiquetas de los productos analizando los valores nutricionales de su alimento favorito.

Con el producto delante, los alumnos realizan un dibujo del mismo y completan la etiqueta con los datos más relevantes: grasas, calorías, carbohidratos, azúcares, proteínas, etc. La actividad puede plantearse como una actividad de mediación o como un mini proyecto de matemáticas en el que los alumnos tengan que calcular los valores nutricionales para diferentes cantidades y tomando como referencia los valores nutricionales marcados en el producto por cada 100 gramos.

Descargables para ELE y ELT

¿Qué comprarías del catálago de compra por 20 euros?

bolsa-compra

What would you buy from the shopping brochure?

shopping-bag_18608813_146f6888ca0c1b3abf894082ee6ad943be20f907

Haz las cuentas

lista-compra

Crunching the numbers

shopping-list

Grupos alimenticios coloreables

grupos-alimentos

Food groups to colour

food groups.png

Analiza la etiqueta nutricional de tu alimento favorito

informacion-nutricional

Analyze your favourite food’s nutrition facts label

nutrition-facts