Sacándole los colores al otoño

img_20161107_153550

Decorar calabazas, buscar setas por el bosque, pintar piñas, escuchar el ruido de las hojas secas al pisarlas… El otoño es una época para disfrutar y descubrir la cara más romática y mística de la naturaleza. Pero… ¿Cómo acercar esta estación al aula de primaria para trabajar la segunda lengua, contenidos transversales y despertar la curiosidad de nuestros alumnos?

Sacándole los colores al otoño es una recopilación de ideas que ayudarán al profesor de lengua extranjera de primaria a abordar el tema del otoño desde las matemáticas, la lógica, las actividades plásticas y la literatura. Es importante recordar que las actividades aquí propuestas pueden ser adaptadas según las necesidades particulares del grupo -tamaño, nivel de competencia en la L2, conocimientos previos, disponibilidad de instalaciones y materiales, etc.

Activamos vocabulario

Para arrancar con la temática otoñal, el profesor propone a los alumnos un sencillo juego de unir imagen con nombre o, si se prefiere, imagen con audio. También se les puede pedir a los alumnos que propongan ellos diferentes elementos otoñales y busquen los nombres en algún diccionario online, lo que puede propiciar una buena ocasión para enseñar a los alumnos a buscar términos en diccionarios de papel u online y a interpretar la información contenida en los mismos.

Si se desea introducir movimiento -sobre todo con los niveles más básicos de primaria- se puede mostrar una imagen y pedir a los alumnos que se agachen si la palabra que escuchan coincide con la imagen mostrada.

img_20161107_153753

Construimos un mural visual con motivos otoñales

img_20161107_170337

Formamos la palabra OTOÑO con letras manipulables

img_20161110_135221

Una actividad que funciona muy bien para que los alumnos interioricen el abecedario es que, con los ojos tapados, los alumnos tengan que tocar la letra y adivinar de cuál se trata.

Con los más mayores se pueden hacer poemas acrósticos para que tengan que formar palabras relacionadas con la temática a partir de las letras dadas.

Coloreamos y recortamos los motivos otoñales para el mural

A fin de incorporar input lingüístico a la típica actividad de recorta y colorea, se puede llevar a cabo una especie de dictado para que los alumnos tengan que colorear siguiendo las instrucciones del dictado. Si las características del grupo lo permiten, en lugar de un dictado podría narrarse una breve historia que incorpore los elementos seleccionados para que los alumnos recorten, coloreen, añadan detalles, etc.

Etiquetamos historias

Una vez se han colocado los elementos otoñales en el mural, el profesor narra una historia adaptada a los alumnos para que estos etiquen los elementos del mural cuando aparezcan en la historia.

Caza otoñal

img_20161109_163125Fuente del fotocopiable: http://www.thebirdfeednyc.com

Esta actividad de atención, al estar planteada como un juego, motiva a los alumnos y puede dar pie a trabajar la inteligencia lógica-matemática.

Los alumnos reciben una ficha con elementos como se muestra en la imagen de arriba y marcan o colorean los elementos que se encuentren en el mural de otoño del aula. Además de marcar los elementos identificados, deberán escribir el número exacto que hay de cada elemento. Por ejemplo, si hay cinco imágenes de piñas, deberán anotar el número 5 junto al dibujo de la ficha. Como actividad final, también se les puede pedir que digan de qué elementos hay más o menos.

img_20161109_162522

Dándole forma a la naturaleza: ¿Estrella, corazón u óvalo?

img_20161114_123215

Esta actividad está pensada para que los más peques aprendan a reconocer diferentes formas geométricas en su entorno y se familiaricen con este léxico.

El profesor deberá preparar hojas de diferentes tamaños y formas y unos recipientes etiquetados con los nombres de las formas que se vayan a practicar. El objetivo es que los alumnos cojan una hoja, digan la forma que tiene y la clasifiquen debidamente. Para hacer la actividad más emocionante, también se les puede vendar los ojos a los alumnos para que tengan que reconocer la forma a través del tacto.

Para finalizar la actividad, los alumnos pegan las hojas en un pequeño mural en el aula.

img_20161115_110850

¿Y sin nos dan calabazas? Aprendemos a realizar hipótesis, analizar e interpretar datos

img_20161109_155227

Otro clásico en el aula con niños son las actividades de pesar y medir. Este tipo de actividades promueven la indigación en los alumnos, ayuda a consolidar conceptos mátemáticos básicos, además de facilitar trabajar con estructuras lingüísticas de comparativas, adjetivos, cantidades, etc.

Como en cualquier experimento que se lleve al aula, los alumnos deberán realizar una serie de hipóstesis al comenzar. En este caso concreto, los más pequeños pueden hipotetizar sobre qué calabaza piensan que pesa más o tiene un diámetro mayor. Otra sugerencia de hipótesis puede ser que den sus opiniones sobre lo que ellos creen que hay dentro de las calabazas.

Una vez realizadas las hipótesis, con la ayuda de una báscula de cocina, una cinta métrica y la ficha descargable que se muestra más abajo, los alumnos pesan, miden y toman datos para confirmar sus hipótesis.

Al término de la actividad, los alumnos formulan oraciones comparativas para indicar qué calabaza es mayor, pesa más o tiene mayor diámetro.

A continuación os comparto la ficha utilizada para tomar los datos de las medidas y el peso de las calabazas.

Descargable en español

reto_calabazasDescargable en inglés

the-pumpkin-cha_172_50e4636cf9ba515f5a5c8f058a7517c6d4b3236d

¡Feliz otoño!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s