Ikea-terapia también para profes

IMG_0001

Mi adicción a las compras de materiales diver-didácticos empezó cuando descubrí la cadena de tiendas Tiger gracias a (por culpa de) mi colega JRamónELE. Después vinieron las compras (casi siempre acompañada de otra colega del gremio, Cris EducaGlobal) en Sostrene Grene, EurekaKids, Mouse, Primark, Hema, la sección de papelería de El Corte Inglés y Dealz, entre otros.

No hace mucho fui a Ikea a buscar unas cosillas de mobiliario para mi piso cuando, casi sin darme cuenta, me encontré a mi misma fisgoneando en una sección nueva, entre la nave de colchones y la de la cortinas, y metiendo como una loca en mi cesto productos y productos en sueco que, para ser honesta, tampoco entendía muy bien para que valían…

Total, que después de casi una hora dando vueltas por aquella sección y algún que otro percance con niños que intentaban hacerse con la última unidad de un Jenga gigante personalizable, me decanté por cuatro maravillosos productos que, en esta y otras entradas más que han de venir, me dispongo a describiros.

No penséis que escribo estas líneas para poneros los dientes largos, incitaros a gastar vuestros ahorrillos en Ikea o deciros que me llevé el último juego de Jenga gigante :). Os escribo porque quiero que, con mis ideas y con las vuestras propias surgidas a partir de las mías, llevéis la inspiración, la diversión y la pedagogía de la creatividad al aula.

En esta entrada me gustaría describiros y proponeros algunas ideas para trabajar con uno de los cuatro productos que adquirí: un cuaderno de actividades gigante tamaño A3 con láminas que ofrecen un sinfín de ideas y dinámicas chulas para trabajar la segunda lengua de forma integral: el léxico, la gramática, la comprensión auditiva, la expresión escrita y las habilidades comunicativas.

Los cuadernos de actividades no son nuevos en el aula de idiomas con niños (e incluso, en ocasiones, con adultos), aunque creo que igual puedo aportaros alguna idea nueva o ayudaros a modificar algún clásico a partir de alguna sugerencia.

Empecemos pues.

Cuaderno de actividades 

Características generales del producto: Se trata de un cuaderno con láminas coloreables en B/N, láminas a todo color de tamaño A3 para construir y personalizar tu propia marioneta o muñeco de papel, dibujos de lugares variados con objetos de diferentes tamaños y temática, escenas para encontrar las diferencias, laberintos personalizables, rostros incompletos y dibujos para completar uniendo puntos.

Sugerencia de explotación didáctica con las láminas coloreables de objetos de tamaños y temática variada: 

Con las láminas coloreables se pueden hacer las clásicas actividades de dictados de colorear; la actividad de busca, colorea y describe al resto de la clase o jugar a verdad o mentira, una actividad en la que los alumnos escriben frases verdaderas y falsas sobre los objetos que hay en el dibujo utilizando para ello preposiciones, adjetivos de descripción y el léxico que aparezca y el resto tiene que decidir sin son ciertas o no.

Otra idea que se me ocurre es que cada alumno coloree y añada dos o tres elementos más a la lámina. Después, se exponen en algún lugar visible del aula, se le pide a algún alumno que empiece a describir lo que ve en alguna de ellas sin decir de cuál se trata y, matamoscas en mano, se les pide que “cacen” con el matamoscas la lámina que está siendo descrita.

Recortando los objetos de la lámina, los alumnos pueden diseñarse su propio mini-diccionario visual, para lo cual también pueden agrupar las imágenes por campos semánticos o ir pegándolas siguiendo un orden alfabético.

Como veis, un sinfín de posibilidades.

Sugerencia de explotación didáctica con las láminas para construir y personalizar tu propia marioneta o muñeco de papel: 

Con la marioneta DIY que incluye el cuaderno, se pueden generar personajes para  narrar historias, diseñar ropa y hacer un pase de modelos con los muñecos o, simplemente, ponerle nombre, presentarlo al resto de la clase y decirle a los niños que, si quieren saber más sobre el nuevo visitante, deberán dirigirse a él/ ella en su lengua materna (es decir, la que están aprendiendo los niños) ya que, por desgracia, este nuevo alumno no entiende otro idioma.

También se me ocurre crear una casa para la marioneta o crear un club de marionetas en el que cada uno exponga los problemas/anécdotas del día. Esta última idea puede estar genial para saber más sobre cómo se sienten los alumnos o lo que más (o menos) les ha gustado de la clase, ya que les incita a abrirse al adoptar una identidad que no es la suya propia.

Sugerencia de explotación didáctica con las escenas para encontrar las diferencias: 

Las imágenes pensadas para encontrar las diferencias son un clásico en el aula y, como bien sabemos, se prestan mucho a trabajar el léxico, los comparativos, superlativos, adverbios, etc.

Con este material se pueden hacer mini concursos por parejas, a ver qué pareja es más rápida en encontrar todas las diferencias. Se les puede pedir que coloreen las diferencias y luego las describan al resto de la clase o, incluso que añadan tres o cuatro más y les pidan al resto de compañeros que las encuentren.

Sugerencia de explotación didáctica con las láminas de laberintos personalizables: 

Los laberintos constituyen un excelente recurso para que los más pequeños trabajen la motricidad y su inteligencia viso-espacial.

A la hora de plantearlo como recurso para el aula de idiomas, se me ocurre que se les podría pedir a los alumnos que pensasen en algo que desearían tener o conseguir en sus vidas y lo dibujasen en el centro del laberinto. Después, se les pediría que investigasen las distintas rutas posibles para llegar a él, marcasen la correcta y explicasen qué impedimentos han encontrado hasta llegar a su objetivo.

Otra idea podría ser convertir el laberinto en una especie de mandala. En esta ocasión, se les pediría a los alumnos que escribiesen en el centro una cualidad positiva que les represente y que les haga únicos; en el siguiente, algún miedo que les impida ser ellos mismos y, finalmente, en alguno de los círculos más exteriores, alguna palabra que describa cómo creen ellos que les ven los demás. Como última tarea, se les podría pedir que escribiesen un breve texto reflexionando sobre cómo podrían conseguir o qué podrían hacer para conseguir que los demás compañeros descubriesen esa cualidad positiva que les hace únicos.

Sugerencia de explotación didáctica con los rostros incompletos: 

Esta lámina es ideal para trabajar las descripciones físicas, las emociones, los adjetivos, los complementos y accesorios y las partes del rostro.

Una primera idea para trabajar con este material podría ser que, por parejas, completaran los rostros de dos láminas de forma idéntica y eligiesen un nombre para cada personaje para, posteriormente poder jugar al mítico quién es quién con esos dos tableros personalizados.

Otra propuesta podría ser que las completaran con sus familiares y, posteriormente los presentaran al resto de la clase o, también, que se dibujasen a ellos mismos en distintas ocasiones mostrando diferentes emociones o diferentes ropas dependiendo de la situación que fuese. También se les podrían añadir burbujas de texto con mini conversaciones o pensamientos.

Sugerencia de explotación didáctica con las láminas de dibujos para unir puntos: 

Estas láminas son fantásticas para trabajar la motricidad fina de los alumnos más pequeños, pero también para trabajar los números (o letras, en algunos casos) y la inteligencia viso-espacial.

Con los más peques, se puede utilizar para jugar a Búscame… Para hacerlo más divertido se les puede entregar una lupa, nombrarles el número y pedirles que lo busquen y señalen con una X.

Se me ocurre que, partiendo del modelo que ofrece el cuaderno, los alumnos diseñen ellos mismos su propio dibujo para unir con puntos. Esta actividad podría funcionar muy bien con el segundo ciclo de primaria, ya que en este punto tienen más desarrollada su conciencia espacial.

También podría hacerse algo parecido pero, en lugar de unir puntos para formar un dibujo, formar palabras o frases.

Consejo: Aunque vienen varias copias de cada lámina, os recomiendo escanearlo y reducirlo a tamaño A4 para así poder fotocopiar más cómodamente y poder reutilizar el cuadernillo en el futuro. Además, las fichas en tamaño folio resultan más fáciles de manejar, por lo que facilitáis el trabajo a los alumnos.

En el próximo post os traeré otra de mis últimas adquisiciones de Ikea y os propondré algunas ideas para llevar el material al aula de forma didáctica y divertida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s