Ideas para ayudar a tus hijos a trabajar las inteligencias múltiples y estimular su creatividad

A tan sólo unos días de las vacaciones estivales, muchos padres ya están buscando alternativas para ayudar a sus hijos a aprovechar al máximo las calurosas jornadas de ocio que, en muchos casos, se convierten en largos días de aburrimiento y tedio frente al televisor.

Para ayudar a esas familias que ya han agotado todos los recursos y no saben muy bien qué planear para este verano, aquí os dejamos algunas divertidas y creativas propuestas que, además de haceros pasar un maravilloso rato en familia, contribuirán al estímulo de las inteligencias de vuestros hijos, al mismo tiempo que desarrollan todo su potencial creativo.

¡Esperamos que os sean de ayuda!

Untitled Infographic

1. Chefs (inteligencia lógico-matemática): ¿sabías que interpretar una receta de cocina puede ayudar a tu hijo a interiorizar medidas, cantidades y trabajar diversas operaciones matemáticas? cocinar también puede ser una buena forma de ayudar a tu pequeño a comprender fenómenos complejos como los cambios de estado. Además, ¡a quién no le gusta degustar exquisitos dulces y pasar un divertido rato en familia!

MATEMÁTICA

Photo by Manuela Mena

2. Pintando con palabras (inteligencia lingüística-literaria): ¡Pintar ya no es solo cosa de artistas del pincel! La actividad pintando con palabras permite al niño describir fotografías empleando palabras curiosas y divertidas que le ayudarán a ampliar su vocabulario, explorar paraísos lejanos, expresar su estado de ánimo con palabras, poner en orden sus emociones y, cómo no, mejorar su producción escrita.

Painting_with_words_2Painting_with_words_1

Photos by Manuela Mena

3. Exploradores (inteligencia naturalista): la interacción con la naturaleza es un aspecto clave en el desarrollo cognitivo de los más pequeños, además de constituir una fuente inagotable de recursos y conocimiento sobre el mundo que nos rodea. Explorar de primera mano los parques, ríos, montes y demás zonas naturales que nos rodean es fundamental para conocer las características de nuestro entorno y comprender el comportamiento del medio. Actividades como cazar ranas, recoger hojas o clasificar insectos pueden convertirse en las mejores aliadas de este verano para ayudar a nuestros hijos a explorar su entorno, sintonizar con él y comprender procesos complejos.

bugsvolcan

Photos by Manuela Mena

4. Tres, dos, uno…¡acción! (inteligencia cinestésica-corporal): las representaciones teatrales son todo un clásico de la inteligencia corporal. A través de las realización de representaciones teatrales, el niño deja volar su imaginación mientras pone en marcha sus neuronas espejo, responsables de la empatía. ¡Quién no ha escuchado alguna vez aquella expresión de “ponte en mi lugar”. Gracias a este tipo de actividad, al adoptar otras identidades, el niño “empatiza” con esas identidades que ha de representar y aprende a ponerse en la piel del otro. Además de la empatía, este tipo de actividad permite trabajar diferentes aspectos que contribuyen al desarrollo cognitivo del niño, así como la creatividad.

Además de la propia representación teatral, el niño puede ayudar al diseño y confección del decorado, el atuendo y la propia obra teatral que, entre otras, podría ser una reinterpretación personal de un cuento clásico. ¡Sin duda, una de las actividades estrella para este verano!

cinestésica

Photo by Manuela Mena

5. Explorando el espacio (inteligencia viso-espacial): las actividades que suponen coordinación ojo-mano son estupendas para trabajar la inteligencia viso-espacial. Dentro de esta categoría encontramos juegos fáciles de hacer como los tangram, los juegos de puntería o, incluso, las carreras de obstáculos. Juegos tradicionales como los bolos, la goma o los dardos son siempre buenos aliados para pasar un rato estupendo y trabajar aspectos importantes del desarrollo del niño como la motricidad.

tangram

Photo by Manuela Mena
viso_espacial

Photo by quirkymomma.com

6.  Reciclando sonidos (inteligencia musical): escuchar música siempre es una buena forma de amenizar las veladas, no obstante, para trabajar este tipo de inteligencia es buena idea enseñar al niño los diferentes tipos de música que hay, los distintos tipos de instrumentos, la influencia de la música en nuestro estado de ánimo, etc. A fin de trabajar los distintos tipos de instrumentos musicales y, cómo no, pasar un buen rato con la familia, una posible actividad podría ser crear instrumentos a partir de materiales reciclado y estudiar de cerca las características que definen a cada uno de estos instrumentos.

música

Photo by Manuela Mena

7. Gymkana fotográfica por la ciudad (inteligencia emocional): una buena forma de aprovechar un paseo por las calles del pueblo o la ciudad es realizar una gymkana fotográfica. El propósito de esta actividad es ayudar al niño a conocer los rincones de su ciudad, analizar la importancia que los distintos edificios y lugares tienen para sus residentes y explorar las distintas sensaciones que cada uno de estos sitios les genera. Para realizar la actividad, sólo se necesita una cámara de fotos para tomar las instantáneas, una libreta y un lápiz donde ir apuntando los distintos sitios que se han visitado, las funciones de cada uno de los sitios y las distintas emociones que han ido surgiendo durante la visita. Además, gracias a esta actividad, el niño podrá aprender sobre técnicas fotográficas básicas ¡y decorar su habitación con algunas de las mejores instantáneas!

rinconesPhoto by Juan Luis Mena

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s